Páginas vistas en el último mes

lunes, 30 de noviembre de 2009

Centímetro a centímetro




2006


CENTIMETRO A CENTIMETRO


Yo quiero que me abraces muy fuerte,
que me llenes con tus labios de dulce miel,
quiero que me susurres al oído suavemente
y que con tu amor me erices toda la piel.

Yo quiero que me ames profundamente
como si fuera siempre la primera vez,
quiero ir muy lejos contigo hacia el poniente
para seguir siempre al sol y nos ilumine la tez.

Centímetro a centímetro recorre con amor mi cuerpo,
centímetro a centímetro, nos amaremos siempre los dos,
que la vida puede ser corta, como un dulce cuento
y tan fragante como el perfume de una linda flor.

Centímetro a centímetro, recorreremos todo el mundo,
centímetro a centímetro, navegaremos a lo místico por azar,
que la vida puede ser larga, y con nuestro amor, siempre juntos
hasta a las estrellas más remotas, podremos alcanzar.

Yo quiero estar siempre, mi amor, a tu lado
y ver juntos, alegres, la llegada del amanecer,
también quiero que juntos muy abrazados,
esperemos ansiosos a que nos alcance el anochecer.

Yo quiero estar también con nuestros amados hijos,
que nos sigan por el mundo en nuestras aventuras,
también quiero seguir a Dios para ser espiritualmente ricos
y nos enseñe más del amor y nos bendiga con su ternura.

Centímetro a centímetro, recorrimos juntos muchos años,
centímetro a centímetro, siempre tú, amoroso a mi lado,
que la vida puede ser corta como un placentero sueño
para amarnos tanto y endulzar nuestro bendito lecho.

Centímetro a centímetro, nos llenamos de preciadas caricias,
centímetro a centímetro, llenamos con nuestro amor y heridas ese libro,
el libro que Dios nos regalara desde que nacimos,
porque puede ser larga la vida,
y lo escribimos con creces y alegrías en letras de oro, nuestro destino.

Yo quiero que la luz de tu amor nunca se apague,
porque el brillo de mi amor hacia ti, nunca se acabará,
quiero también, que el mundo entero se respete y se ame
y curar sus heridas que Dios Padre, amoroso, quiere sanar.

Centímetro a centímetro, recorrer con amor, todos los rincones del mundo
y disfrutarlo con cariño, ya que es un gran regalo que Dios nos obsequió.
Gracias a Dios, que nos unió, con amor, en sagrado matrimonio
y nos enseñó a apreciar tanto nuestra vida y familia, que Él nos prestó.

Centímetro a centímetro, llegaremos a donde nadie pudo llegar,
con la magia de nuestros encantos y de nuestro dulces sueños
nos alejaremos siempre juntos y seguir amándonos sin cesar,
que la magia de nuestros abrazos sigua hechizando nuestros cuerpos.

Quiero que nuestros corazones aún se fundan en el misterio del amor,
ese dulce amor que desde muy jóvenes nos aferramos y lo liberamos,
quiero que hoy me regales la más calida y tierna caricia, mi corazón
mecernos en la fresca marea del océano, tocándonos sin apresurarnos.


Pili González



2005


LA NECESIDAD DE TENERTE

Me encuentro y me siento muy mal,
me invade un sentimiento complicado,
me encierro y me niego a sentir más
este dolor que mata, este dolor tan penetrado.

No quiero pensar más en dónde voy a parar,
no me hago a la idea de quedar tan peor,
tomo lo bueno de la vida para poder sanar
aferrarme a la vida, a la fe, a Dios y a tu amor.

Tengo la necesidad de tenerte, amor mío,
me des tu apoyo, tu amor y tu bendición,
me saques en tus brazos amorosos y tan tibios,
no me dejes sola partiéndome el corazón.

Tengo la necesidad de tu amor, cariño mío,
para que me des más fe en cada oración,
al tenerte me da paz, aliento y me da alivio
hasta me haces creer en un mundo lleno de amor.

Me encuentro mal que a veces me olvido
que existe un mundo lleno de esperanzas,
mis amigos y familia me esperan con su cariño,
que apoyan, me ayudan, me dan calor y alas.

Amor mío, amor mío, a ti me apego y no me olvido
te tengo, me cobijas, me cuidas y me amas,
contigo y con fe sanaré y nos iremos por el largo camino
a seguir amándonos y darle a Dios, por todo, tantas gracias.

Tengo la necesidad de tenerte, amor mío,
me des tu apoyo, tu amor y tu calor,
sácame en tus brazos amorosos y tibios
no me dejes sola, inmersa en este dolor..

Tengo la necesidad de tu amor, amado mío
dame más paciencia y fe en cada oración,
al tenerte me da paz, alegría y me da alivio
me haces creer en un mundo lleno de amor.

Contigo, a mi lado, mi enfermedad es nada,
contigo y con Dios Padre, soy feliz y tengo más fe,
soportaré lo que llegue, y te prometo, estaré más ilusionada,
esperaré a que llegue mi hora y con tu mirada,
como una niña con Dios me iré.
Dios te proteja y te cuide por tu amor.

Pili González

Amándonos

...








2008
Amándonos

Dentro de la alcochada alfombra de las grises olas del mar,

teniéndome sobre su suave pero galopeado vaivén,

empapados los dos, consumiéndonos lentamente de tanto amar

consumiéndonos los dos, como si el mar nos quisiera retener.



Nos estrechamos una y otra vez en la tibia arena

cuando las alocadas olas se retraen y abrazados nos deja,

para luego volver y nos lleva sin freno y sin riendas,

dejando sólo dibujado en la fina arenisca,
dos seres amándose, en el brillo de la blanca y bordada estela.




Dibujados los dos, en el bello y radiante paisaje,

dibujados bellamente en la espuma de las olas rugientes,

extasiados rompemos las furiosas olas en un instante,

jugando como chiquillos, en aquellas olas tan imprudentes.

Una suave y persistente fresca brisa nos atrapa,
un tibio y hermoso atardecer en el horizonte se enmarca,
embrujados los dos por el delirio de nuestra pasión,
decimos adiós al viejo día y reanudamos dichosos la hoguera de nuestro amor.


Ya viene la noche envuelta en un oscuro manto,
bordado de relucientes estrellitas y de destellos bellamente encajados,
luciéndose la luna iluminando el basto y ancho mar,
reflejando nuestros desnudos cuerpos, cubiertos de arena, algas y sal.
siempre amándonos desde el principio hasta el final.

Qué belleza sin igual, mar embravecido, que nos tomas y te vas,
dejando tu espumosa estela, arrancando suspiros en la fina arena.


Mirad, mirad, qué contorno tan maravilloso, amándonos con pasión y sin piedad.


Sé sensata, marea bella y creadora,

que arrastras con tu vaivén hasta la playa
las joyas que tu vientre guarda tan celosamente,


adornando a la luz del día y en la penumbra de la noche,
la tibieza de las arenas perfumadas,
el nácar reluciente para dos fieles amantes,
que en tu presencia, se consumen de pasión alucinante,
amándonos en tu lecho violento y radiante.




Pili González

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Brazos de agua




2008
Brazos de agua

Siempre me atrajo tu grandeza,
me cautivaste con tu azulado andar,
me acogías alegre y a veces tan serena,
me enamoraste tanto, mi amado mar.

Apenas te dejaba y ya te extrañaba,
me volviste loca con tu estela nacarada,
y, ese rugido tan estruendoso me gritaba
“regresa a mi” “regresa a ésta, tu morada”.

Siempre que a ti volvía, jugando y a saltos,
con tus brazos de agua me abrigabas,
¡Ah! Esas tus olas imprudentes, de encantos
jugaban conmigo y mucho me revolcaban.

Hasta que un día, tú, desesperada,
me tomaste por sorpresa, me jalabas,
queriéndome sólo para ti, me arrullabas,
mientras tus brazos de agua, me ahogaban.

Traté fuertemente de ti salvarme,
de no llegar a tu inmenso vientre,
pero me rendí a ti, a ti me entregaba,
a tu violento y dulce llamado quedando inconciente.

¡Ah! Brazos de agua, algo me hizo reaccionar,
no te pertenezco, en tierra con mi familia y amigos quiero estar,
me volvió la energía para poder continuar
y salir de ti, ¡Oh! Mar, de mi vida gozar.

Ahora siento que algo me arrancaste, me arrebataste,
porque no soy la misma y quiero a ti regresar,
no sé explicar lo que de mí te llevaste,
pero la tristeza ahora, no se quiere de mí alejar.

Desde niña hasta hace unos años, soñaba que tú me visitabas,
que sólo contigo, en lo profundo pretendía estar,
queriéndome en tus aguas y dulcemente me cantabas,
ahora sé, codiciaste ser mi lecho de muerte
y tiernamente me dormías para jamás ya despertar.

Brazos de agua, mi amado, dulce y terco mar,
mucho lo siento por no quererme a ti dar,
extraño esa paz que me diste, pero debo continuar,
ya un día me tuviste, ahora sigue altiva, con tu azulado andar.

Pili González

jueves, 12 de noviembre de 2009

¡Shh!

DESAHOGO Pictures, Images and Photos
Nov.- 2009


¡Shh!

¡Shh! No despierten al niño
que plácidamente duerme,
él necesita cariño,
la soledad no merece.

Ha divagado solito,
sus padres no lo conocen,
se acompaña de un perrito
y a nadie hace reproches.

Después de cada tormenta
llora en silencio cansado,
su agonía lo atormenta,
vive triste y desolado.

¡Shh! No despierten al niño,
en él hubieran pensado
cuando lo vieron sin brillo,
antes de estar asustado.

Sin amor y sin amparo,
no supo lo que es un mimo.
Ya Dios lo tiene a su lado
¡Shh! No despierten al niño.


Pili González

EN UNA MIRADA...

Miradas-71 Pictures, Images and Photos

Nov.- 2009





En una mirada…

En el universo de una mirada,
una cálida sensación gravita,
se enciende el momento, dulce palpita
perfecta armonía de una alborada.

Hechiza al tiempo, detiene su marcha
captura la grandeza de una ceniza,
resurge esbelta tan linda sonrisa
y en los ojos tal belleza descansa.

Realza la flor su aroma delicada,
eleva al cosmos tan suave textura
estalla en ecos su amor y ternura,
contemplo tan solo en una mirada.


Pili González

ME MONTO EN MI BICICLETA

[center]Bicicleta Pictures, Images and Photos




Nov.- 2009


Me monto en mi bicicleta

Me monto en mi bicicleta
con una mochila al hombro
y casi sin darme cuenta
se me olvida mi cachorro.

Regreso por mi perrito,
lo pongo en la canastilla
se me cae por un pelito,
azoto en la barandilla.

Dolida voy a tu casa,
con un moretón encima,
te pido alcohol y una gasa
para curar mi rodilla.

Te encuentro muy ocupado
hablando a otra niñita
por mí ni te haz preocupado,
me escondo en una sonrisa.

Retorno a mi bicicleta,
quiero componer mi día,
de repente ¡Tu silueta!
Me abrazas con alegría.

Acerca de mi cachorro,
salta y mueve su colita
lo quiero y es mi tesoro,
¡Pues no me deja solita!
Me monto en mi bicicleta
mi perro en la delantera.


Pili González

miércoles, 4 de noviembre de 2009

El mundo de Benji


2008


El mundo de Benji

Benji es un lindo niño rubio
quien no le gusta mucho hablar,
le encanta estar en su propio mundo
y a todos alegre, invita a pasar.

Ahí tiene un gran espacio de colores
tan vivos y radiantes como un atardecer,
se siente tan feliz y de sus risas, las mejores,
haciendo gala de ellas, es su mayor placer.

Brinca contento de un sueño a otro
en una suave nube, tersa y muy blanca,
escoge sus valores y sus propios logros,
los que logra aprender sin prisas y con pausas.

Si, Benji es un precioso joven Autista,
es por eso que no aprende como tú,
cuando ve nuestro mundo se asusta y grita,
lo callan, porque piensan que es ingratitud.

Él desconoce muchas cosas,
su mundo está basado en alegrías,
en sueños, en fantasías tan hermosas,
el amor y encantos, son sus garantías.

El mundo de Benji, es también una bendición,
pues no conoce de hipocresías ni maldad,
ser un eterno niño, es su única condición,
aunque él crezca, su mente estará lleno de bondad.

También tiene un acogedor rinconcito
donde se refugia cuando lo agreden,
son los tiernos brazos de su madre,
que le da ánimos, amor y calorcito,
lo arrulla, protege y defiende,
haciéndole sentir más seguro su ambiente,
su mami es su lugarcito más agradable.

Tal vez no conozcas a un Benji,
te aseguro que te encantará,
pues él es feliz cuando te ve contento,
cuando triste estés, contigo llorará.

Junto a ti, se alejarán sus miedos
y tú, una amable lección aprenderás,
pues son tan divinos y tan adorables,
Benji de mi corazón, su limpia amistad,
carisma y alegrías te ofrecerá.
El mundo de Benji, un mundo lleno de pureza, amor y amistad.


Pili González

GRACIAS

..


2008
GRACIAS

Quiero darte las gracias
te las doy de verdad,
me has amado con ansias
aunque ahora… me ahoga esta soledad.

Quiero darte las gracias
porque un día fui tan feliz
me hiciste inmensamente dichosa
aunque ahora ya no sé más de ti.

Quiero darte las gracias
porque me diste tu corazón
hiciste en mí tanta magia
que se desborda mi amor.

Quiero darte tantas gracias
porque un día me hiciste sentir
lo que es amar a mis anchas
y no puedo vivir más sin ti.

Aunque ya no estás conmigo,
aunque ahora me haces infeliz,
quiero darte tantas gracias
por todo lo que hiciste en mí.

Por los momentos que juntos pasamos,
te fuiste de mi lado como viento helado,
ahora, aunque muera sin tu presencia
te doy tantas gracias, por haberme amado.


Pili González

Adiós


Feb.-2009

Adiós

Arrojo mis pensamientos al abismo
aniquilándolos de una vez,
quemaré los ingratos recuerdos contigo
en la hoguera del olvido, por sensatez.

Me hiciste mucho daño al amarte,
tal vez, fue mi forma de querer,
te olvidaste que solo soy un ser humano
que de mí te apropiaste y de tu cariño carecer.

Te creíste superior a cualquiera
incluso pisoteando todo mi ser,
hiciste que mi amor en ti se perdiera
en un laberinto de ceguera, eso, ya lo sé.

Por una parte agradezco tu compañía,
por otra, te doy mi más grande bendición,
es mejor estar sola en la lejanía
que continuar dándote mi amor.

Adiós, que te vaya bien y bonito,
cierra la puerta al salir, por favor,
no retrocedas ni por instinto
que al olvidarte haré en cuenta
que esto… nunca existió.


Pili González

LAS HADITAS


2008


Las haditas


En una paralela dimensión,
existe un mundo de hadas y duendes,
que solo puedes entrar, con imaginación,
y con el corazón en las manos, siempre.

Ahí, se encuentra un gran bosque
donde juegan, bailan y cantan,
hay un riachuelo muy acorde
al lugar donde sueñan y aman.

Las hadas con una belleza sin igual,
los duendes son muy buenos mozos,
juntos te quieren conquistar
por tus sentimientos tan hermosos.

A ellos les gusta la nobleza,
la bondad y el amor,
y ríen con tanta fuerza,
cuando conquistas su corazón.

Un día, a los niños, mucho extrañaron,
pues crecieron y de las hadas y duendes, se olvidaron,
es por eso que se pusieron muy tristes y lloraron,
porque ustedes dijeron que ellos son imaginarios.

Así que una hadita, tuvo una idea,
se pasarían a este mundo, solo para verte,
la reina les advirtió, que perderían su belleza,
y que estarían escondidas, porque nadie ya las quiere.

A las haditas ya no les importó su belleza,
y vinieron a este lugar, convertidas en luciérnagas,
con sus lucecitas te buscan, iluminan e invocan
para que sean de nuevo niños y su imaginación vuele,
vuele dulcemente, como una bella mariposa.

No por ser ya grande y ya crecido,
te olvides de los encantos de ser un niño,
pues la niñez es la esperanza en todo nido,
reflejan la pureza, la inocencia que ya de grandes,
muchos hemos perdido.

Es maravilloso ser siempre un niño
porque nunca pierden lo divino.
las haditas son alegres niñas,
llenas de divinas sinfonías.

Pili González

CÁNDIDA ENTREGA A ESCONDIDAS




2008
Cándida entrega a escondidas

Abrazándonos amorosamente,
besándonos los dos, sin cesar,
nos tendemos al lecho cómodamente
y nuestros cuerpos empezamos a explorar.

Tus caricias llenan mi cuerpo,
mis caricias… te hacer delirar,
abrasados de pasión como fuego,
este ardiente amor, lo vamos a consumar.

Detrás de la pesada puerta cerrada,
apenas se escuchan unas voces preguntar,
¿Mami, por qué estás encerrada?
¿Papi, por qué ruges y no dejas de gritar?

Se enfriaron nuestras ganas,
el encanto pasional se esfumó,
¡Hijos! Aquí ya no pasa nada
y tu papá del susto se durmió.

Cuando vean la puerta cerrada,
es mejor no preguntar nada,
nosotros también nos tenemos ganas,
es frustrante acostarnos vacíos en la cama.

Mi esposo se escondía de la pena,
reprochándome el darles explicaciones,
me veía sonriente y tan serena,
se los dije para que de una vez sepan
y no pregunten más y se hagan a la idea,
de que aun somos jóvenes
y que laten muy fuerte nuestros corazones.

Día tras día,
noche tras noche,
nada de día,
nada de noche,
ya no preguntan,
no hay reproches.

¡Cómo pasan los condenados!
Como si nos estuvieran vigilando,
ya no hay más puerta cerrada,
y en nuestro lecho, no pasa nada.

Moraleja: Mejor nos vamos a un hotel
sin decir a nadie para qué.

Pili González

LA CAJITA DE MADERA

Photobucket



La cajita de madera



En un día, algo soleado,
un niño en su patio jugaba,
jugaba a ser un gran carpintero,
jugaba, reía y soñaba.

Un día hizo una pequeña y singular cajita,
mal hecha, pues no le puso suficientes clavos,
enojado la botó y la hizo añicos,
y se quedó al suelo pateando y llorando.

Llegó junto al niño su abuelo,
recogió los trocitos de madera,
le dijo al enojado y lloroso niño
-quieres que te ayude o van a la hoguera-.

El niño le respondió –no me importa, haz lo que quieras-,
el abuelo, sentó amoroso al pequeño en sus piernas
le dijo al niño que no siempre sale bien a la primera,
que todos necesitamos de alguien, aunque no lo desea.

Cogió el abuelito los trocitos, clavos y pegamento,
uniéndolos con cariño y mucha paciencia,
hasta que la cajita fue tomando su forma,
y lucía muy bella, brillante y perfecta.

El niño le dio un besito y un abrazo a su abuelo,
le dijo que aprendió una muy buena lección,
que cuando necesite a alguien, pedirá ayuda,
no lo hará solo,
y que cuando trabaje, lo hará con todo su corazón.

Llevándose consigo la cajita de madera,
llevándose consigo una nueva lección,
que todos auxiliamos de alguna manera
y todo se hace bien cuando se hace con amor.


Pili González

martes, 3 de noviembre de 2009

PONTE EN MI LUGAR


En honor a los niños y niñas con capacidades diferentes.


PONTE EN MI LUGAR


Para que puedas y quieras comprenderme,
es necesario ponerte un ratito en mi lugar,
es la única forma para transportarte
en mi espacio, en mi vida, en mi mundo, en mi hogar.

Imagina que estás solo en alta mar,
confundido, sin saber a dónde vas.
así es mi vida, que no sé por dónde andar
y sin tu ayuda, me podría perder o ahogar.

Imagina que estás al borde de un gran abismo,
donde todos, al otro lado están,
quieres llegar a ellos y no sabes cómo,
así me siento, sin tu ayuda, el abismo puede aumentar.

Ponte en mi lugar, siente mi amor limpio,
verás que en mi mundo no existen egoísmos, ni odio ni rencor,
sabrás que cuando tengo miedo, me escondo en algún sitio
y que te abro mi corazón para que me des un poco de calor.

Sabrás que mi lucha no es por lo material,
que mi lucha callada es por sobrevivir en tu mundo,
que lucho para que no me dejes en esta soledad
y hacer de este mundo mejor y hacerlo juntos.

En cada andar, trataré que te orgullezcas de mi,
haré lo que me pidas, sin presiones, para hacerte feliz,
de mi no tengas miedo, pues de ti no sé ni quiero competir
solo quiero estar contigo, es tu decisión, solo tú puedas elegir.

Si tú quieres, te invito a que estés un ratito en mi lugar,
pero si no lo deseas, no importa, no te preocupes,
yo solo quiero enseñarte mi mundo, a mis hermanos y mi hogar,
y si por ser yo, de capacidad diferente, no me miras, no te culpes.

Tal vez con otra mano saldré del mar,
también, algún día, podría brincar ese gran abismo,
Dios no me dejará caer ni ahogar,
así Él me acepta y me abriga, pues es mi Padre y Amigo.

Como ves, siempre hay esperanzas,
para ti y para mí, con el amor como armas,
¿Quieres ponerte un ratito en mi lugar?
Si lo haces, ¡no temas ¡ yo te quiero y también te cuido
y con Dios de la mano, terminaremos el camino.
piensa que Él a ti te eligió para que seas también mi amigo.
Dios te ilumine y bendiga, mientras yo, te doy mi sincero cariño.
y no te olvides de mis hermanos discapacitados que están por todo el mundo.

Pili González

ÉRASE UNA TARDE...

Poema-narrativo.


2008


Érase una tarde


Érase una tarde de frío invierno,
una dulce niña oía un cuento,
se trataba uno de ángeles en el cielo
imaginando un paraíso tan bello.

Su mamá, quien amorosamente le leía,
en cada pausa, le acariciaba su precario cabello,
día a día su mamá leía y le bendecía,
al quedar la niña profundamente dormida,
la cobijaba con sabanas de satín, lana y terciopelo.

Esa tarde, al terminar de escuchar el cuento,
la niña le preguntó –mamá, ¿los ángeles tienen alas?-
le contestó suavemente –hija querida,
no todos los ángeles tienen alas
los que nos guían, se les llama de la guarda,
los que nos confortan, son nuestros padres,
los que nos alegran y hacen compañía,
son los que llamamos verdaderas amistades,
y… los que con Dios nos llevan, esos, hijita mía,
son los que tienen alas-.

-Mamá, no llores, tú eres mi ángel muy especial
y eres mi consentida, pues siempre me cuidas,
ya estoy muy cansadita y Dios me ha visitado,
lo sabes, me dijo que me llevará al cielo cargadita,
allá podré caminar, correr y nada me dolerá,
que éste cuerpecito enfermito, polvo será
es por eso que con su Gracia me bendecirá,
solo cierro mis ojitos, tú y yo, así abrazaditas,
imagino cómo sería caminar y jugar-.

Así cerrando sus dulces y cansados ojitos,
se fue yendo, se fue soltando poco a poquito,
llenándose el ambiente de aromáticos jazmines
y con una sonrisita en sus labios, junto con su madre
se fueron a lado de Dios, en sus amplios y bellos jardines.

Érase un atardecer de un frío invierno,
que una dulce e inválida huerfanita,
alcanzó a su madre allá en el cielo,
dicen por ahí, que todavía se escucha su sonrisita
en una rosada habitación de un viejo templo.


Pili González

NO ERA UN DÍA CUALQUIERA


Ene-2009
No era un día cualquiera

De la mano de mis padres,
disfrutando un día en la feria, (carnaval)
diversión para chicos y para grandes,
tantas emociones, no era un día cualquiera.

Nos subíamos al famoso carrusel,
imaginando cabalgar en tan lindo corcel,
dando vueltas, girando lento sin parar
la fantasía volaba aun más allá.

No quiero hablar de la rueda de la fortuna,
simplemente porque me daba miedo,
¡Oh, qué tonta! Si me aferro y no me suelto
nada pasa… es que… con miedo no me gusta.

Vayamos a las sillitas y los carritos,
también volábamos en los avioncitos,
jugar a las canicas y reventar globitos
para ganar un premio, tal como un osito.

Ni qué decir de los riquísimos antojitos,
mmm... ¡Delicias domingueras!
mirando los rostros de mis papitos
tan alegres y contentos, no era un día cualquiera.

¡Ah! Qué sabrosas paletas de dulce algodón,
y cada vez le cambiábamos de color,
el pinole, las palomitas y papitas saladas
eran un agasajo para nuestros paladares de la infancia,
esos gratos recuerdos, no eran un día cualquiera.

Pili González

AHORA QUE...


Mayo-2009

Ahora que…



Por mi calle te vi pasar,
cavilando, zigzagueando,
vas volteando y murmurando,
la vida te hizo cambiar.

En un ayer me ignoraste,
no tengo valor para ti,
haciéndome mucho sufrir.
arrogante te burlaste

Ahora alguien ocupó mi corazón,
ahora… que de ti me he olvidado
implorándome te arrastras por mi amor.
Disculpa, tu altivez te ha arruinado
y tu desamor ha causado dolor,
te digo adiós, vete con mi bendición.

Pili González

EN UN CASTILLO...


2009-10-18

(alusivo a Halloween)


En un castillo…

En un inmenso castillo
habitan unos fantasmas,
un monstruo con su martillo
y unas brujitas aladas.

Ellas tienen un hechizo
para quienes las visiten,
¡Ja! Con un solo pellizco
juguetonas te leviten.

Los fantasmas tienen su rol,
ellos gustosos te llevan
a bailar juntos rock and roll
¡Cuidado! Porque te marean.

El monstruo te hace soñar
con su mágica alegría,
su martillo hace vibrar
tu vida con armonía.

Visita a estos amigos
que risueños te acogerán,
encantarán tus platillos
y sus risas te contagiarán.


Pili González

SIN DUDA


Marzo-2009

Sin duda

En este mundo loco,
loca he de reír,
me cuesta poco
así lo he de sentir.

Me tocas el alma,
también el corazón,
me acuesto en tu alba
te levantas en mi albor,
soy mexicana
y tú… español.

Te escucho y me escuchas
reímos alegres los dos,
nos queremos sin duda
¿O es mi imaginación?

Decimos chascarrillos
solo por diversión
jalándote las orejas
ja ja ja…así vivo yo,
sin duda te reservas
algún otro jalón.

Pili González

AMIGUITASH POL SHIEMPLE


Sept.-2009

(Dueto con Denn)


AMIGUITASH POL SHIEMPLE

Buenosh díash vechinita,
quelo contigo jugal,
invítame a tu cachita
luego a la mía pashal.


To te invito a mi catita
atí podemos cugal
pelo no plesto mis tites
ni a mi gato ni a mamá.


¡Pléshtame tu muñequita
que la quelo yo calgal
¡te jalalé la tlenchita
shi no la quelesh pleshtal!


¡Ay me tila le la tlenza
ay que lolol que me la!
¿Po qué me pegas tan fete?
¡Te acuzo con mi papá!


¡Yo quelo tu paletita
shi no me dash glitalé,
pala que oiga mi mamita
tu camita enshushalé!


¡Eles mala, no te quelo!
¡No te voy a invital más!
Te pego con mi plumelo
¡Te vas, te vas y te vas!


Pelóname vechinita
te dalé mushosh globitosh,
shecalé tu laglimita
y te dalé mish beshitosh.


Te peldono, toy muy wena
pelo no pelees más
polque las nenitas lindas
ton amigas le veldá

Vamonosh a mi cachita
y a comel te invitalé,
te quelo muchio amiguita
pol shiemple te cuidalé.


Voy coliendo a tu catita
polque me gusta cugal
y lompelte tus muñecas
¡la la la la la la la!

Pili González (México) y Denn (Argentina)

AROMAS DE CENICIENTAS

..



(Dueto con Atlántida)

Aromas de Cenicientas


El sonido del canto de las aves me despierta…

nooo es el espantoso despertador,

volteo esperando ver a mi hermoso príncipe

pero hayssss es chuki despeinado.

El famoso sonido de una alarma
es lo que me hace aterrada despertar,
esperando ver en mi entorno,
un mágico día para disfrutar.

Mmm....... percibo el aroma en mi cara,

de la mágica crema de noche,

corro a lavar mi carita bellapara empezar mi bello día

Oh, ya no estoy soñando, bien, OK.,
empiezo mis deberes muy apurada,
cambiando el aroma de la cama
por una cara lavada para estar en pie.

Entre ollas y sartenescambia el aroma de crema de noche

por aroma de café y huevos fritos,son las 12 del medio día

los aroma se combinan aun mascon cebolla polvo y detergente.

Adiós al hermoso planchado de pelotengo el pelo duro por el polvo.

El aroma cambia durante el laberinto culinario
frijoles, huevos, jamón y tortillas he de cocinar,
mientras sacudo, limpio, acomodo, barro y lavo
mi castillo, bueno, mi casa entera ha de brillar.

Ahora a tratar de ser la ganadoraen esta carrera

contra el tiempo, hay que esconder a cenicientapara

que vuelva la princesa de hermosos rizos en su pelo

de cara linda y delicioso aromaa flores silvestres.

Entre polvo y aromas durante todo el día,
ésta cenicienta quiere por fin descansar,
pero llega el príncipe a mi cocina
y pronto quiere su hambre saciar.

Mmm… y todo para agradar a chukicuando

se siente en la mesaa disfrutar

los manjares que cenicienta preparó.

Ay ¿En donde quedó el príncipe del cuento?

Me prometió un castillo y miles de sirvientesa mis pies

Atardeciendo, casi por la noche,
a cenicienta tengo que guardar,
convertirme en una bella princesa
con aroma a flores frescas
que su príncipe quiere disfrutar.

A propósito, ¿Dónde está mi príncipe?
¿En qué banqueta se quedó?
Amiga dime ¿O en qué cosa se convirtió?



Atlántida- Pili González

MIS JUGUETITOS


Abril-2009

Mis juguetitos

Ya viene mi trencito,
en él mucho me pasearé,
subiré con cuidadito,
su silbato yo tocaré.

¡Mira! Es mi avioncito,
en él también subiré,
te haré un lugarcito
por el mundo te llevaré.

¡Ay qué linda mi muñequita!
Fuerte y con cariño la abrazaré,
la poso sobre mi camita
con ella tranquila soñaré.

Soñando con mis juguetitos,
me hace inmensamente feliz
también junto a mis papitos
¡No quiero salir de aquí!

¡Oh! Con mis pinceles y colores
en mi pared conmigo te dibujaré
entre juegos y lindas canciones,
para ti y mis dulces sueños,
a Dios una oración elevaré.

¡Mis amiguitos tan queridos!
Conmigo siempre los tendré
nos divertiremos de lo lindo
¡Ay! Cómo los quiero y los cuidaré.

Pili González

DE RODILLITAS


Julio-2009

DE RODILLITAS

De rodillitas me buscas,
rapidito, detrás de mí
todos los rincones cruzas
y te hechas alegre a reír.

Y te paras tambaleante
con tan alegre semblante,
con un gritito constante
logras en mí sujetarte.

Estallando en carcajadas
tarareamos un cántico
de fantásticas cascadas
en nuestro mundo mágico.

Cuando te sientes cansado
me aprietas con tus manitas,
te acurrucas a mi lado
bostezando sonrisitas.

De rodillitas jugamos,
en delfines cabalgamos,
nuestro mundo lo pintamos
con amor mientras soñamos.

Pili González

ENTRE DULCES Y BOMBONES


Junio-2009

ENTRE DULCES Y BOMBONES


Entre dulces y bombones
de la mano te llevaré,
caminando entre algodones
con cariño te cuidaré.

Deslizándonos felices
de las olas… en su vaivén,
colgadas en los matices
del arco iris que te daré.

Entre dulces y bombones
para endulzar corazones,
entre risas y canciones
alejaremos a los bribones.


Pili González

EXTRAÑOS RUIDOS


Ago.-2009

EXTRAÑOS RUIDOS


Extraños ruidos durante la noche
impidiéndome dormir ni descansar,
asustada al sentir un raro roce
en mi cabellera haciéndome parar.

Con mis manos toco mi cabecera
un viento helado me hace mucho temblar,
viene y va cual vapor de una tetera
el ruido sube de tono mucho más.

en la intensa oscuridad yo divago
con esos extraños ruidos sin parar,
enciendo mi lámpara tan rápido
¡Eres tú! Que no dejabas de roncar.


Pili González

PERDIENDO


Junio-2009


Perdiendo

Perdiendo el deseo
de seguirte amando,
de ser tu consuelo
estoy divagando.
Hacia otra frontera
de mi sueño largo
cantaré mi pena
en el trago amargo.
Perdiendo momentos…
ahora tormentos.


Pili González

UN MURMULLO EN MIS SUEÑOS









Marzo-2009


Un murmullo en mis sueños

Escrito estará en mi libro
no regirme por los sueños,
con éstos solo me cimbro,
me duele cuando despierto.

Busco en el entorno tu amor,
triste, pero no lo obtengo,
en mis sueños me das calor,
y tu cariño sincero.

Sublime es mi amor, tan ciego,
solo en quimeras te encuentro,
desdichados mis anhelos
dormiré sin tener sueño.

Escurren lágrimas, silente llanto,
sin metáforas, opacos cantares,
pinceladas lánguidas en el manto,
lamento afligido, tantos pesares.

¡Oh Dios! Me niego a despertar,
porque en mis sueños… él me ama,
un murmullo me ha de alentar,
de excelso amor y de calma.


Pili González

TEJIENDO


Junio-2009



TEJIENDO

Bordando mis recuerdos e ilusiones,
pegando matices de mi existencia,
añadiendo fuerzas y resistencias
con las más delicadas expresiones.

Con finos hilos de mi cabellera
de plata y cobre de mis emociones,
zurzo diamantina de sensaciones,
el tiempo espera como centinela.

Tejiendo con cariño y alegría,
sacudiendo asperezas, mis heridas,
hilvano los encuentros de mis días
siento la fuerza, me siento querida
tejiendo lo más bello de mi vida.



Pili González

DOLIENTE AGUARDAS


Sept.-2009

Doliente aguardas

Brioso Corcel negro de patas blancas,
corres por praderas tal cual fantasma,
el fino galope llora en tu andanza,
tristeza infinita en tus ojos guardas.

Solitaria figura el monte sangra
y bajo la luna, su luz te alaba,
esbelta silueta el lago reclama,
mirando al cielo entablas una alianza.

Buscas en una estrella su mirada
cegado con un relincho te apagas,
ahogando heridas, tu alma cansada.
Doliente caballo tu fin aguardas,
te abriga la aurora de la mañana
mientras te acarician las aguas claras.

Pili González

ETERNAS CICATRICES


Sept.- 2009

ETERNTAS CICATRICES

Te daré mis primaveras
cuando llores tus inviernos,
te amaré de mil maneras
sustrayendo tus infiernos.
Aguardaré tus otoños
cuando no me necesites,
recogiendo tus sollozos
de las estaciones grises,
visto cual árbol frondoso
tus eternas cicatrices.


Pili González

PERDÓNAME SEÑOR


Oct.- 2009

Perdóname Señor

En una vorágine de mil sentimientos
te imploro Señor en un grito de lágrimas,
alivia a los niños de los sufrimientos,
dales bendiciones en sus tiernas páginas.

Tú, que caminas por tantos senderos,
arrúllalos mi Dios con tu ternura,
por la mar navegan como veleros,
evítales naufragar en penumbra.

Perdóname Dios mío, cuánto lo siento,
no puedo evitar causarte lástima,
quisiera soplar fuerte cual tal viento
y ofrecerles tu sonrisa cálida.

Mira Señor a esta humilde pecadora,
que se atreve a pedirte por todos los niños,
mi corazón se acongoja, soy soñadora
y se arrodilla ante ti por todos los siglos.

Pili González

ALCANZANDO A SU AMADA


ALCANZANDO A SU AMADA

Postrada sobre su cama
en un aparente sueño,
divaga, dulce y con calma
en los ojos de su dueño.

Le acaricia su cabello,
anhelando su mirada,
con tristeza en el desvelo
de su esposa tan amada.

Años de amor entre mieles,
respeto y dulces abrazos,
permanecen siempre fieles
añorando sus regazos.

Un crucifijo postrado
al ver vacía su cama,
solo el recuerdo a su lado,
como el filo de una espada.

En silencio canta el viento,
solo él puede escuchar,
alzando su voz al cielo
y allá… la fue a alcanzar.

Pili González

Con todo mi cariño y a su lindo recuerdo,
dedicada a tía Fela y tío Nereo.