Páginas vistas en el último mes

martes, 24 de enero de 2012

*Estos versos lector mío* de Sor Juana Inés de la Cruz.


Una muestra de la gran literatura de
Sor Juana Inés de la Cruz.
Quise con todo respeto contestarle
en un episodio de su poema
*Estos Versos Lector Mío*
quedando de esta manera mi
humilde intervención
en el poema a dueto.



*Estos versos lector mío* de Sor Juana Inés de la Cruz. (Juana Inés de Asbaje y Ramírez, nacida en San Miguel de Nepantla (actual México) (1651-1695)



*Estos Versos Lector Mío*
(Dueto)

Estos versos, lector mío,
que a tu deleite consagro,

y sólo tienen de buenos
conocer yo que son malos,
ni disputártelos quiero,
ni quiero recomendarlos,

porque eso fuera querer
hacer de ellos mucho caso.


Son sus versos, escritora,
un deleite dominante,
no son malos, son tan bellos
cargan pureza abundante.
Mas deseo recomendarlos
para mí un gran honor,
si bien no quiera hacer caso
de su gran verbo al perdón.


No agradecido te busco:
pues no debes, bien mirado,
estimar lo que yo nunca

juzgué que fuera a tus manos.
En tu libertad te pongo,
si quisieres censurarlos;

pues de que, al cabo, te estás
en ella, estoy muy al cabo.


Me siento muy bien pagada
con tan solo avizorarlos,
libros que en mis propias manos
he llegado a atesorarlos.
No censuro tu palabra,
no divagues ni especules
es mi libertad y al cabo

en la eternidad perduren.

No hay cosa más libre
que el entendimiento humano;
pues lo que Dios no violenta,
¿Por qué yo he de violentarlo?


La percepción es tan libre
como libre el meollo humano,
Dios nos dio el albedrío
si tú quieres intentarlo.


Di cuanto quisieres de ellos,
que, cuanto más inhumano
me los mordieres, entonces
me quedas más obligado,
pues le debes a mi musa
el más sazonado plato
(que es el murmurar), según
un adagio cortesano.
Y siempre te sirvo, pues,
o te agrado, o no te agrado:

si te agrado, te diviertes;
murmuras, si no te cuadro.


No deliberes, gran poeta,
no somos tan inhumanos,
tal vez, otros los mordieren,
eso no está en mis manos.
Tu musa es mi consentida
no suelo calumniar bajo,

si algo no me satisface
no me sirvo de ese plato.
Tomemos las decisiones
si me agradas, me divierto,
si no me agradas ¿Qué le hago?

Mejor me voy a un concierto.

AUTORES

Sor Juana Inés de la Cruz
y Pili González

Encuentro con el maestro Borges



Un humilde homenaje y con mucho respeto a
Don Jorge Luis Borges.
Humildes letras de mi
autoría a un gran maestro.




Encuentro con el maestro Borges

No suelo divagar a través del tiempo,
sin embargo, un día soleado, como tantos días en verano,
me lo propuse y así conocí un poco más de sus obras y de su vida,
la esencia de Jorge Luis Borges.

En un recorrido en el tren del tiempo,
a mi lado una quimera del pasado
absoluto impulso de conocerlo
atesoro el suspiro anhelado.
De esta manera en su vida me adentro
con admiración y respeto en mi mano,
su savia sufrida como el yelmo
donde guarda heridas de antaño.

Se impregna en su niñez del Quijote,
era entonces una época dorada,
exploraba vehemente el horizonte
donde trazara la meta acariciada.
La adversidad fue su gran azote
cuando fallecía su abuela amada,
dos libros mudos en un islote
y su corazón sin una aliada.

Argentina: su vida entera,
lo acuna en su cálido regazo,
por ella, sus obras le entrega
en su ejercicio, trazo a trazo.
El verbo emerge y libera,
universalidad sin remplazo,
ideología y crítica sincera
pincela de fulgor al ocaso.

Una sombra se ciñe en su entraña,
cuando Perón inminente se alza,
súbito de su progenie lo separa
la aflicción de nuevo la calza.
Con el tiempo la gloria acompaña
fiel a su ilustre andanza.
El percance como filo de espada
frenético irrumpe y lo alcanza.

El mundo entero te llora

la privilegiada voz se apaga,
pero el verso puro te evoca
conservando viva la llama.

Borges, el señor literario, sabiduría en la perfección del lenguaje,
universalismo de ideas y originalidad,
nuestro orgullo por su belleza del verbo.

Pili González
(Piliveryblue)

viernes, 6 de enero de 2012

Una estrella de mi alma. (Dedicado a Rosman García)



El pasado 29 de Diciembre del 2011, una estrella dejó de existir,
un gran amigo nuestro, un gran pitcher, un gran Ser Humano,
una persona tan querida por muchos,
mi padrino de mi lanzamiento
de bola como aficionada distinguida Rosman José García.
Todos quienes lo quisimos estamos de luto.




Una estrella dejó de existir en la Tierra
pero ahora brilla intensamente
en el cielo








Una estrella de mi alma.

(Dedicado a Rosman García,
Pítcher venezolano, gran amigo,

maravillosa persona)


En un guante y vista escudriñada

mides definiendo el destino,

de la blanca bola

en una jugada su travesía.

Y todos atentos a ti
desde las gradas
o del terreno de juego,

esperas la señal
en la loma de lanzamiento
o decides la maniobra
que la historia alista.

Se perfila una estela invisible

la jornada al breve nido,
el guante que ha de acoger

la visita de la esfera hilvanada.

Ahora en mi alma desierta
una estrella emerge,
diligente se perfila,

dispara su bola radiante

en donde ahora es tu morada

y donde Dios te abraza.

El mismo cielo llora
por todos los que dejaste,
el baúl del recuerdo se cierra

custodia tu querida memoria.

Adiós Rosman amigo,

el dolor no nos perdona,

nos quedan solo fotografías

y tan dulces remembranzas

impregnadas en nuestros corazones.


Descansa en Paz.


Pili González.

(Piliveryblue)

miércoles, 4 de enero de 2012

Pictures of Beautiful Gardens

Pictures of Beautiful Gardens

Graciela González Blackaller



Graciela González Blackaller


28 –Dic.-2011

Quise conocer personalmente a una gran dama tamaulipeca cuando escuché su legado cultural y de amor en voz de una gran pintora y poeta en el tercer encuentro poético de los Santos Días de la Poesía, precisamente en Abril del 2011.

Por desgracia, no pude realizar mi sueño, ese sueño de tratarla y convivir con ella para entregarle alegría en sus tiempos difíciles. Se nos adelantó a ese viaje eterno donde algún día todos iremos, antes de realizar nuevamente mi viaje a Cd. Victoria.


Al menos la conocí por medio de fotografías, de anécdotas que me relataron y algunas de sus obras por medio de la voz de NoraIliana Esparza Mandujano, pero fue una fotografía de Doña Graciela, la que me llamó poderosamente la atención, tan solo esa fotografía para mi tan especial, que era como si me invitara a conocer su alma y permitiéndome hacer un breve recorrido en su interior.







Conociendo a Doña Chelita

Atravieso la esencia de Chelita, como cariñosamente le llamaban sus seres queridos a través de una fotografía.


Mírate Chelita, mírate, que tus suaves ojos irradian ternura, germina una paz que envuelve y abriga, en tu leve sonrisa apropiándose de tus labios, recitan anhelos, quimeras dormidas, tal vez en espera de ser escuchadas para liberarlas de tu corazón.


Mírate Chelita, mírate, ese amor tan tuyo, quizá haya sido defraudado, pero sigue ahí, cubriendo la esencia de tu ser, obsequiándolo a quien te mire o escuche, entregándolo a aquellos afortunados quienes se acercaron a tu lado, a quienes desearon percibir tu voz incansable en el arte de la palabra, absorbiendo tu sabiduría que brota mágicamente por tu devoción, tus letras tan vivas como tu gran corazón en el baúl de las remembrazas.


Mírate Chelita, mírate, la palidez de tu apacible rostro donde escondes una tristeza infinita, incansable creadora de poetas, legando tus dones y en tus enseñanzas realzan la literatura tamaulipeca, cada minuto celebrado en arduas y preciadas tareas lo reflejas en tu figura admirada.


Mírate Chelita, mírate, que yo te miro con cariño y admiración, expresas tu dulzura en cada línea de tus facciones, me dices no pudiste esperarme para alimentar el alma, el espíritu de bondad, pero siempre estará esta fotografía, esta mágica fotografía donde me prendí al descubrir tu Ser. Chelita, Tu rostro lo llevaré siempre en mí.


Descansa en paz.


Pili González
(Piliveryblue)