Páginas vistas en el último mes

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El viajero solitario

PAJARILLO Pictures, Images and Photos



Casi llega navidad... muchas veces pensamos en toda felicidad, pero...
también es tiempo que pensemos en esos niños que tanto nos necesitan.
Dedico este cuento a todos esos niños que no tienen un hogar.


TREN Pictures, Images and Photos
El viajero solitario


Era una fría mañana, en vísperas de navidad, el cielo gris denso pronosticando lloviznas, era como si el sol se olvidara de las calles de la ciudad, narices rojas, ojos secos casi cerrados por la persistente ventisca que cada vez más se pronunciaba, a pesar de estar su gente bien abrigada tiritaban de frío.
Con prisas recorrían tienda tras tienda al hacer las compras para la cena y los regalos de navidad; no se daban cuenta que por las calles había un pequeño niño, llamémoslo Chatito, solitario y cabizbajo que en su silla de ruedas hecha de palos y de viejas llantas chuecas de bicicletas paraba de vez en cuando cubriéndose bajo algún techo de las tiendas, pareciera que él no sentía frío a pesar de su precaria y ajada vestimenta que poco lo cubría, tal vez por el hambre, tal vez de dolor, tal vez porque a ello ya se acostumbró. Cuando algún niño o niña se le acercaban curiosos, los padres con enfado los tomaba de la mano y los halaban lejos de Chatito. A Chatito no se le veía brillo alguno en sus pequeños ojos, eran como si estuvieran vacíos, en su mirada ausente solo pocas veces se le asomaban alguna lágrima que se resistía a salir, no lo habían escuchado hablar ni gemir, tal vez por algún problema en sus cuerdas vocales, tal vez porque no le dieron la oportunidad.
Esa noche, ya muy de noche, su misma soledad lo llevó a dormitar, una señora se acercó con solo una sonrisa en sus rosados labios, lo miraba angustiada pero a la vez con alegría y con una manta lo envolvió, el niño al sentir a esa linda y amable señora se sorprendió, ya que nadie nunca una mano amiga o caricia le tendió. Ella cargó a Chatito, lo cargó como si fuese una joya, mientras se encaminaba lentamente con su preciada carga susurrándole en su sucia y fría carita, él seguía sorprendido pero con una alegría que no cabía en su cuerpecito, él la abrazaba y se acurrucaba en su pecho, tal vez divagaba o tal vez añoraba que no fuese tan solo un hermoso sueño, se dejó llevar y sentir ese calorcito que tanto añoraba y ni se acordaba. Se dirigieron a un andén, mientras esperaban que llegara el tren, ella le obsequió una manzana roja y lozana, Chatito apenas podía degustar, pero el primer bocadillo a gloria le supo aunque no podía probar más. Llegó el tren, unos minutos más y es navidad, la mujer con Chatito en sus tibios brazos lo abordó, lo acostó sobre suaves cojines y lo abrigó, Chatito tranquilo durmió. Al día siguiente él despertó entre mullidas almohadas blancas en un cálido cuarto, junto a él, muchos regalos debajo de un arbolito de navidad, reconoció ese olor a frescura de pino y a sus padres que feliz los abrazó, fue entonces que saboreó tan dulce manzana que una dama le obsequió. Mientras en un vagón del tren, un solitario viajero con una sonrisa en sus pequeños labios, pareciera que dormía su largo sueño, sosteniendo entre sus deditos una medallita con la imagen de la dama que con amor lo cobijara,
la Virgen María.

Pili González



Navidad Pictures, Images and Photos


imagen grande navidad Pictures, Images and Photos


EN CHIMENEA Pictures, Images and Photos

1 comentario:

  1. UMMMM QUÉ BELLO TEXTO, MUY LLENO DE SENSIBILIDADES.
    BESOS

    ResponderEliminar

Muy agradecida por tu grata visita y tus comentarios. Espero de todo corazón que el contenido de este blog te sea grato.
Por favor deja tu huella si un tema es de tu interés o no. Un abrazo muy afectuoso.