Páginas vistas en el último mes

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Cuentos infantiles Vs poesias infantiles

















Poesías infantiles Vs. Cuentos infantiles
En un ring literario en la Estación Palabra de Gabriel García Márquez, el grupo literario "Colectivo Poético Cien años de soledad", nos invito a participar a Mujeres de Tinta en un evento infantil, llamado "Los sombreros Vs Los objetos del baúl", ellos caracterizaron a Los sombreros, dado que el tema de sus poesías se trataban sobre los sombreros, cada uno participó con un poema sobre un tipo diferente de sombrero.
Nosotras, Mujeres de Tinta caracterizamos a los objetos del baúl, con cuentos de un objeto guardado dentro del mismo. Los jueces principales fueron los propios niños que se divirtieron con el evento. Resultado: Empate. Ganadores: Todos, ya que nuestro mayor premio es la sonrisa de un niño, niña. Todos nos divertimos mucho junto con la alegría de los y las chiquitines.
Aquí presento el cuento con el que tuve el honor y la alegría de participar:

El come cuentos
Susanita es una niña a quien le encanta leer cuentos, después de hacer sus tareas y de ayudar a su mamá, corre apresurada con una brillante sonrisa a su cuarto a leerlos.
Cada vez, al abrir un libro, se interna en el mágico mundo de personajes y reinos inventados.
Una mañana, Susanita quiso conocer un nuevo cuento, fue a la biblioteca de su escuela y eligió uno al azar, al abrirlo, ¡grande fue la sorpresa!, estaban sus páginas en blanco, tomó otro, otro y otro pero todos estaban sin una sola letra.
Susanita, lloró en silencio, no comprendía por qué no estaban los cuentos en los libros, entonces escuchó una voz que le hablaba, era una pequeña gota de tinta en un libro abierto.
La gotita de tinta le explicó que el come cuentos se ha comido todas las palabras, la llevó de la mano hacia el centro de la página en blanco, caminaron y caminaron en la nada hasta que vieron un circulo negro, dentro de él estaban dormidos todos los personajes y letras.
Susanita se acercó y reclamó, pero el come cuentos contestó enojado – ¡A nadie le interesa leer cuentos!, ellos estaban muy tristes y aburridos esperando ver las caritas sonrientes de los niños, pero a los niños no les gusta leer cuentos, solo a ti-. Susanita hizo un trato con el come cuentos, diciendo que si lograba que los niños leyeran, dejará escapar a los prisioneros.
Susanita regresó al mundo real y con los cuentos en mano caminó hacia la escuela a cumplir su misión.
Al principio, los niños no escuchaban pero poco a poco se fueron interesando y cuando les terminó de leer, los niños se levantaron sonrientes de sus asientos y tomaron cada uno un libro. Apenas empezaron a leer, la gotita de tinta empezó a colorear y crear preciosos paisajes en cada página, mientras el come cuentos liberaba a los personajes y letras que se había comido. Los libros se llenaron de magia y de brillantes colores mientras los niños muy divertidos jugaban en un paraíso encantado al lado sus amigos.
El come cuento se despidió y se fue ocultando entre las sombras de los libros, en espera de que algún niño descuidado se aleje del portal inmenso, maravilloso y mágico reino de los cuentos.
Pili González


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muy agradecida por tu grata visita y tus comentarios. Espero de todo corazón que el contenido de este blog te sea grato.
Por favor deja tu huella si un tema es de tu interés o no. Un abrazo muy afectuoso.