Páginas vistas en el último mes

miércoles, 4 de noviembre de 2009

LA CAJITA DE MADERA

Photobucket



La cajita de madera



En un día, algo soleado,
un niño en su patio jugaba,
jugaba a ser un gran carpintero,
jugaba, reía y soñaba.

Un día hizo una pequeña y singular cajita,
mal hecha, pues no le puso suficientes clavos,
enojado la botó y la hizo añicos,
y se quedó al suelo pateando y llorando.

Llegó junto al niño su abuelo,
recogió los trocitos de madera,
le dijo al enojado y lloroso niño
-quieres que te ayude o van a la hoguera-.

El niño le respondió –no me importa, haz lo que quieras-,
el abuelo, sentó amoroso al pequeño en sus piernas
le dijo al niño que no siempre sale bien a la primera,
que todos necesitamos de alguien, aunque no lo desea.

Cogió el abuelito los trocitos, clavos y pegamento,
uniéndolos con cariño y mucha paciencia,
hasta que la cajita fue tomando su forma,
y lucía muy bella, brillante y perfecta.

El niño le dio un besito y un abrazo a su abuelo,
le dijo que aprendió una muy buena lección,
que cuando necesite a alguien, pedirá ayuda,
no lo hará solo,
y que cuando trabaje, lo hará con todo su corazón.

Llevándose consigo la cajita de madera,
llevándose consigo una nueva lección,
que todos auxiliamos de alguna manera
y todo se hace bien cuando se hace con amor.


Pili González

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muy agradecida por tu grata visita y tus comentarios. Espero de todo corazón que el contenido de este blog te sea grato.
Por favor deja tu huella si un tema es de tu interés o no. Un abrazo muy afectuoso.